Slide background

¿Qué es la Medicina China?

La Medicina Tradicional China Clásica es una técnica milenaria cuyos mecanismos de acción y principios terapéuticos están basados en el conocimiento de meridianos  y puntos de acupuntura, donde circula por el cuerpo humano un tipo de energía denominada “Qi”. Esta energía se relaciona con la sangre y los órganos manteniendo y regulando la homeostasis interna. Cuando ésta se pierde por procesos patológicos, la Medicina China actúa recuperándola para así restablecer la Salud del individuo.

La Acupuntura consiste en la inserción de agujas especiales (metálicas, estériles y desechables) en puntos específicos y definidos de acuerdo al diagnóstico del paciente.

Otras técnicas que pueden apoyar o complementar el tratamiento son la Moxibustión, el uso de Ventosas, el masaje terapéutico Tuina especialmente útil para tratar condiciones músculo esqueléticas, la Fitoterapia que consiste en recetas elaboradas con más de 2000 tipos de raíces, hojas, extractos animales y minerales, y el Qigong, serie de ejercicios que promueven la salud a través de la concentración, trabajo de la auto conciencia y la práctica de la intención.

Reseña sobre el contexto nacional e internacional

Hoy en día existe evidencia científica internacional que respalda el uso de la Acupuntura. En este sentido podemos citar la realización de estudios clínicos promovidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los que se ha demostrado la efectividad de la técnica, así como la asertividad de la Medicina China como sistema médico al momento de enfrentar un paciente y enfocar su tratamiento. En términos concretos, se ha comprobado que el uso de las agujas produce liberación de neurotransmisores (endorfinas, encefalinas) que reducen el dolor y estabilizan el ánimo.

Tanto es así que esta misma Organización cuenta con un listado de patologías para las cuales recomienda el uso de la Acupuntura. Algunas de ellas son el manejo del dolor, depresión, trastornos de ansiedad, enfermedades neurológicas como parálisis facial (central y periférica), problemas dermatológicos, inmunológicos, gastrointestinales, urológicos y ginecoobstétricos.

El Ministerio de Salud de nuestro país ha tomado los postulados de la OMS adaptándolos a nuestra realidad, llegando a reconocer y normar a la Medicina China a través de los Decretos n°42 y 123, en los que se regula la formación y ejercicio clínico de los terapeutas formados en esta disciplina.

Nuestra Escuela se adhiere a lo establecido por el MINSAL y hace propios sus postulados, incorporando en su malla curricular todas y cada una de las exigencias explicitadas en los Decretos respectivos. Por otra parte trabaja colaborativamente en la regulación, difusión y acreditación de los futuros terapeutas al participar de la Comisión interdisciplinaria constituida desde la Autoridad Central para estos fines.